Prueba de dímero D

Una prueba de dímero D consiste en un análisis de sangre que se utiliza para ayudar a descartar la presencia de un coágulo de sangre grave. Por ejemplo, tras un corte, tu cuerpo reacciona para hacer que la sangre se acumule o coagule en el lugar cortado. Ésta es una respuesta normal ante la curación de una herida ya que sin la coagulación el sangrado no se detendría y esto pondría en riesgo tu vida.

Una vez que el sangrado se ha detenido el coágulo de sangre ya no es necesario, por este motivo el cuerpo comienza un proceso con el objetivo de romper y eliminar ese coágulo formado. Al finalizar este proceso quedan algunas sustancias sobrantes en tu sangre que se van eliminando de tu cuerpo progresivamente. Una de estas sustancias se llama dímero D, que forma parte de una proteína.

Normalmente el cuerpo elimina estos residuos por sí mismo, pero si aparece un coágulo importante en la sangre como una trombosis venosa profunda (TVP) en la pierna, los niveles de dímero D aumentan considerablemente.

Tu médico puede servirse de esta prueba, que verifica el nivel de dímero D en tu sangre, para determinar si puedes tener un coágulo de sangre en tu cuerpo, es decir, para saber si se está formando una trombosis u otra afección.

Una prueba de dímero D consiste en un análisis de sangre

¿Cuándo necesitas esta prueba?

La prueba de dímero D es necesaria para descartar una trombosis venosa profunda y otras afecciones. La prueba de dímero D es útil sobre todo cuando cabe la posibilidad de que otra cosa esté causando los síntomas y el médico quiere descartar rápidamente estas causas:

La trombosis venosa profunda (TVP), que puede causar hinchazón, dolor o enrojecimiento en la piernaLa tromboembolia pulmonar (TEP), que consiste en un coágulo de sangre que se instala en los pulmones y puede causar problemas al respirar, latidos cardíacos acelerados, dolor en el pecho y tos

En este caso, la prueba sólo es útil si la probabilidad de tener coágulos de sangre es baja, porque una prueba de dímero D positiva no significa que se tenga un coágulo de sangre, sino que se necesitarán otras pruebas para verificar el diagnóstico. Existe una mayor posibilidad de presentar coágulos con:

El síndrome antifosfolípido, que es una enfermedad del sistema inmunológicoEnfermedades congénitas relacionadas con la coagulación de la sangreUna cirugía mayor, como un reemplazo de rodillaLesiones graves, como una pierna rota, que también requieren de cirugíaLargos períodos de inactividad estando sentado o acostado, como en una hospitalización o un viaje en avión de larga distanciaDurante el embarazo o si has dado a luz recientementeAlgunos cánceres

La prueba de dímero D también se puede utilizar para ayudar a realizar la prueba de coagulación intravascular diseminada (CID). En la coagulación intravascular diseminada se forman coágulos de sangre en pequeños vasos sanguíneos de todo el cuerpo, causando incluso sangrado. Esta afección puede ser mortal si no se diagnostica a tiempo para detener las hemorragias internas que se sufren.

También se emplea esta prueba para verificar si está funcionando el tratamiento para la coagulación intravascular diseminada (CID). Si los niveles de dímero D disminuyen significan que la respuesta al tratamiento es positiva.

¿Qué sucede durante la prueba?

Al inicio del artículo hemos dicho que la prueba de dímero D consiste en un análisis de sangre, una prueba habitual que todos hemos experimentado alguna vez en nuestra vida y que no supone ningún riesgo para las personas.

No se necesita ningún tipo de preparación para esta prueba. El médico extrae una pequeña cantidad de sangre con una aguja delgada, por lo que sólo se siente un ligero pinchazo o picazón en el momento en que la aguja se inserta en la piel, y probablemente algo de dolor una vez terminada la extracción de la sangre. Por lo que el procedimiento no es diferente a cualquier otro tipo de análisis sanguíneo.

No se necesita ningún tipo de preparación para esta prueba

¿Qué significan los resultado de la prueba de dímero D?

Como hemos visto, los resultados de esta prueba pueden ser un tanto ambiguos. Esto es así especialmente porque cada laboratorio analiza la muestra de sangre de maneras diferentes, así que el resultado puede variar ligeramente de un análisis a otro si se realiza en clínicas diferentes.

Está claro que si el resultado es negativo, muy probablemente no tengas ningún problema relacionado con coágulos en la sangre, como las mencionadas trombosis venosa profunda o TVP, la tromboembolia pulmonar o TEP, o un tromboembolismo venoso o TEV. Un resultado negativo sirve para excluir de una manera rápida, sencilla y eficaz estas afecciones que acabamos de mencionar.

En cambio, si el resultado es positivo o "alto", significa que tu médico te mandará más pruebas para determinar la causa de los niveles altos de dímero D en tu sangre. Además de la TVP o la TEP, un resultado positivo se puede dar por otras razones como una infección, una enfermedad del hígado o determinados tipos de cánceres.

Se entiende entonces que con esta prueba no se diagnostica una afección concreta, sino que solo se pueden descartar afecciones en el caso de que el resultado sea negativo.

Next Article